Introducción

Los vegetales tienen mucho más sabor si se comen frescos. Sin embargo, cuando no hay tiempo de ir todos los días al mercado o a la frutería, lo mejor es extremar las medidas para que se conserven en el refrigerador y no desperdiciarlas. Uno de los primeros trucos es no lavar los vegetales antes de guardarlos, ya que de este modo harías que proliferen las bacterias. Lo mejor es quitarles la suciedad antes de consumirlas. A continuación, el secreto de conservación para cada verdura.

ver

 Zanahorias

Cuando comienzan a ponerse viejas, las zanahorias suelen ablandarse y se hace difícil cortarlas o rallarlas. Para evitarlo, basta guardarlas envueltas en un paño húmedo. Si ya están blandas, se pueden recuperar introduciéndolas en un tazón con agua fresca, en lo posible mineral, para que no absorban sustancias indeseadas.

zana

Lechuga

Al igual que la mayoría de las verduras de hoja, la lechuga no debes guardarla húmeda dentro ni fuera de la nevera. Es muy común que en la frutería la vendan mojada, pero una vez en la cocina tienes que lavarla, secarla muy bien y almacenarla. Si va a estar en el refrigerador, el mejor lugar para dejarla es un recipiente abierto, envuelta en un trapo seco para que absorba la humedad restante.

lechu

Remolachas

Cuando se trata de hortalizas de raíz, como la remolacha, lo mejor es cortar la parte superior, ya que esta lo extrae la humedad de la raíz, lo cual resta sabor y firmeza. Además, las remolachas deben lavarse bien y mantenerse dentro de un recipiente abierto, con una toalla húmeda en la parte superior.

remolacha

Espárragos

Aportan grandes cantidades de vitaminas C y E, así como también ácido fólico y vitamina B1. Los espárragos pueden durar hasta una semana fuera de la nevera. Sólo es necesario colocarlos en un vaso o algún recipiente de forma vertical donde quepan cómodos, con agua a temperatura ambiente.

espa

 Tomates

Dependiendo de cuán maduros estén los tomates, pueden quedarse una o dos semanas fuera del refrigerador. Nunca deben congelarse ni almacenarse dentro de bolsas plásticas, ya que eso sólo acelera su madurez. Sin embargo, si has llegado a ese punto, puedes usarlos para hacer salsa.

tom

Rabanitos

A los rabanitos se les quitan las hojas para que no consuman el exceso de humedad de las raíces de la verdura. Luego se guardan en un recipiente abierto en el refrigerador con un paño húmedo en la parte superior. De ese modo seguirán siendo crocantes y con ese gusto picante característico.

rab

Champiñones

Tal como los adquieres en la frutería, debes guardar los hongos en la nevera. Si necesitas abrir el envoltorio para quitar alguno, luego asegúrate de cerrarlo bien. Otra manera de conservarlos es cubrirlos con un papel de cocina para que no se pongan mustios. Luego los guardas en la parte de atrás en el refrigerador.

 champi

Brócoli

En el caso de esta verdura, debes procurar cocinarla pronto. Sin embargo, puedes conservarla en buen estado durante algunos días en un recipiente abierto en el cajón de las verduras de la nevera.

bro

Frijoles

En el caso de frijoles, porotos o alubias, es recomendable almacenarlos en contenedores no herméticos y guardarlos en el refrigerador. Y si ya sabes que no vas a comerlos pronto, la opción más saludable es congelarlos.

fri

 

Albahaca

Lo peor que puedes hacer con este vegetal es mantenerlo en el frío o mojarlo. En cambio, el método correcto para conservarlo bien es tenerlo en un recipiente o frasco hermético tapado levemente, con un pequeño trozo de papel húmedo adentro y fuera de la nevera.

alba     

Repollo blanco o rojo

Con sólo retirar las hojas exteriores marchitas, el repollo puede salvarse, ya que no se marchita rápidamente. Sin embargo, si quieres que se conserve mejor, tienes que guardarlo fuera de la nevera en un lugar alejado del calor o dentro delrefrigerador en el cajón de las verduras.

rep

Repollo de bruselas

En algunas tiendas, venden esta verdura con tallo. Si es así, sólo tienes que dejarlos en la nevera con este tallo, o bien fuera de ella, en un lugar fresco. Pero si los compras sueltos, lo mejor es almacenarlos en un envase abierto con una toalla húmeda en la parte superior.

gh

Berenjena

Recién comprada puede dejarse en una cesta en un lugar fresco. Nunca debes lavarla, sólo hazlo antes de consumirla. Para un almacenamiento más prolongado, lo mejor es dejarla suelta en el cajón de las verduras del refrigerador. De este modo no perderá sabor ni tendrá aspecto “arrugado” en su cáscara.

kk

Apio

Luego de comprarlo, sólo tienes que guardarlo fuera de la nevera, sumergido en un vaso con agua para que se hidrate. Si quieres mantenerlo fuera delrefrigerador, sólo hay que envolverlo en papel de aluminio. Así se mantendrá fresco durante semanas. Esta verdura aporta vitamina A, C, D, calcio y hierro.

api

Puerro

La buena conservación del puerro se obtiene dejándolo en un recipiente abierto en el cajón de las verduras de la nevera envuelto en un paño húmedo, o afuera, sumergiendo la parte inferior del tallo en una taza de agua. Si se ingiere fresco, el puerro es una excelente fuente de vitaminas, potasio, hierro y magnesio.

puerro

Cebollas

Al contrario de lo que la mayoría de la gente cree, no es necesario guardar las cebollas dentro de la nevera. Es mucho mejor conservarlas afuera, ya que ahorramos la humedad, que a esta verdura no le sienta bien. Además, es preferible que estén en un sitio aireado, ya que si una empieza a madurarse, contagiará al resto y despedirá mal olor.

ceb

Papas

Al igual que la cebolla, a la papa le sienta bien estar fuera del refrigerador. Lo mejor es conservarlas en un lugar fresco, oscuro y seco, como puede ser un cajón en un rincón oscuro de la cocina o una bolsa de papel, que también cumplirá la función. De esta forma pueden durar hasta un mes.

pap

Espinaca

Cuanto más rápido puedas ponerla en la nevera, mejor se conservará la espinaca. Sobre todo si vas a comerla cruda, lo mejor es guardarla en un recipiente abierto en el cajón de las verduras. La espinaca es una verdura a la cual le gusta el fresco, por eso esa es la manera ideal.

 es

 

Calabaza

Aun después de que haya sido cortada, la calabaza puede permanecer durante algunos días fuera del refrigerador. Estar en el refrigerador puede incluso acelerar el proceso de maduración, debido a la humedad que ya tiene esta verdura. Incluso algunos dicen que si los haces madurar afuera, hasta se pondrían más dulces y sabrosas.

cal

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*
*
Website